1.- Trabajar la noción de reparto: Antes de trabajar el algoritmo es necesario ayudar a que l@s alumn@s “construyan” la noción de reparto. Para hacerlo hay que generar actividades para que repartan. Por ejemplo: Se repartan ellos en equipos, repartan colores en recipientes, fichas en cajas y más. . . Cuando ell@s pueden darse cuenta que al repartir a “todos les toca lo mismo” y que “sobre lo menos posible”¡ Listo!

2.- Establecer la relación entre la división y la multiplicación: Lo ideal es que les ayudemos a descubrirlo y no solo decirles: “qué número multiplicado por . . . te da . . .”

3.- Partir del manejo de lo concreto: Tanto si vamos a trabajar la división entre una, dos o más cifras, lo ideal es que primero realicen el “reparto” con billetes, o tarjetas de mangos (plan 93) o base 10. La matemática es un lenguaje que traduce la realidad. Hacerlo de este modo favorece la comprensión.

4.- Practicar la estimación: Es una actividad que se recomienda para todas las operaciones básicas y es indispensable para la división. Al principio las estimaciones que dan l@s alumn@s están muy lejos del resultado y conforme se va avanzando y practicando se llega o da el resultado exacto desde la estimación, lo cual es un indicio claro de que están listos para lo que sigue.

5.- Realizar actividades lúdicas para practicar: El juego es la mejor actividad para favorecer la práctica, la comprensión y la memorización de contenidos.

En esta ocasión compartimos la memoria de divisiones. En la zona de descarga puedes acceder a este material.

Y si quieres conocer más estrategias y actividades te espero este próximo sábado en la asesoría gratuita “Enseñanza- aprendizaje de la división”